Observación. El primer paso del aprendizaje es la observación consciente de todo aquello que nos sucede en la vida.

Reflexión. En nuestro interior espera la sabiduría y la semilla de la vida, nos conecta a la vida y al corazón.

Aprendizaje. Existen diferentes formas de aprendizaje, todas ellas válidas para nuestro crecimiento.

Orientación. Enfoque de nuestros valores, talentos y habilidades para optimizar nuestros recursos y aplicarlos a nuestra vida

Elección. Según las diferentes opciones que se nos presentan seleccionar aquellas que resultan afines a nuestros propósitos.

Colaboración. Dar y recibir para construir.

Conciencia. Visión global, unión y establecimiento de la expansión de la luz y el amor hacia uno mismo y hacia los demás.

Equilibrio. Es necesario que nuestros cuerpos físico, emocional, mental y espiritual estén en perfecto equilibrio.